Noticias de Gipuzkoa: “La baja visión es mucho más frecuente que la ceguera pero mucho menos conocida, lo que da lugar a la incomprensión”

FUENTE: NOTICIAS DE GIPUZKOA   DONOSTIA 13/10/2016

Con motivo del Día Mundial de la Visión, que se celebra hoy, Itziar González, presidenta de la Asociación de Afectados por Retinosis Pigmentaria de Gipuzkoa, Begisare, analiza la situación de las personas con baja visión. Una condición a la que lleva la enfermedad que ella padece, entre otras.

¿Cuál es la definición de la baja visión?

-Es la condición que tiene una persona por la cual tiene una pérdida importante de su visión que le incapacita o le dificulta las actividades de la vida cotidiana. No tiene tratamiento, ni con gafas ni cirugía. Es decir, si te pones gafas o te operas de una catarata no tienes baja visión. Y es un grado menor que la ceguera. Para tener baja visión hay que tener menos del 30% de agudeza en ambos ojos, o menos de 20 grados de campo visual.

Esta pérdida de la visión puede ser adquirida o genética.

-Eso es. Puede ser adquirida por un accidente o padecerla por una enfermedad. La Retinosis Pigmentaria es una de ellas, pero hay otras mucho más conocidas como la degeneración macular asociada a la edad, glaucoma, retinopatía diabética, miopía magna, etc.

Como hay distintas causas, también hay distintos tipos de baja visión y de necesidades.

-En función de la patología que causa la baja visión, esta puede ser o por campo visual, por agudeza visual, una visión parcheada, o visión nocturna. Puede suceder que una persona reconozca las caras o pueda leer, pero no pueda andar sin ayuda, o lo contrario. Cada uno vamos buscando lo que nos puede ayudar más. Yo necesito ampliaciones de pantalla para leer el móvil. Hay personas que pueden necesitar moverse con un bastón o igual otro necesita un telescopio para poder leer el número del autobús, o un programa que le diga cuál es el autobús que viene.

¿Es muy complicado asimilar esta dolencia?

-Sí, en muchos casos son enfermedades degenerativas. Durante periodos de la vida la baja visión puede pasar desapercibida, pero según avanza la enfermedad los problemas se hacen más patentes. Ahí es cuando empiezas a sentirte mal, porque es un problema emocional y social. No solo tienes el problema de la vista, sino que te hace mal lo que los demás piensen de ti.

La incomprensión es una lucha paralela a la falta de visión. ¿Qué comportamientos habituales pueden generarla?

-No saludar o tropezarse. Cuando los ojos tienen aspecto de normal, llama más la atención si le tiras el café a alguien que tenías que haber visto, o cuando te llevas a un niño por delante, o te chocas con una farola. A mí me han increpado diciéndome que mire por dónde voy, cuando tú ya tienes tu problema del mal rato de haberte chocado y de saber que es porque no ves.

En Gipuzkoa hay unos 14.500 afectados. ¿Por qué la baja visión es menos conocida que la ceguera si es mucho más frecuente?

-Es mucho más frecuente y mucho menos conocida. En la concepción de la población existen las personas que ven y las personas que no ven nada. No hay un término medio y el término medio se entiende como algo que se puede corregir con gafas o cirugía. Por eso creemos que existe esta incomprensión.

Para hacerlo visible, Begisare creó un distintivo en forma de chapa identificativa en 2013.

-Eso es. Tiene dos objetivos: reconocer a las personas con un resto de visión útil y a las personas con baja visión que se quieran hacer distinguibles. Pero sobre todo para dar visibilidad a la baja visión y que se sepa que existen personas que aunque tengan una apariencia de visión normal ven muy poco.

La campaña también cuenta con pegatinas que identifican distintos servicios como integradores.

-Es un paso muy importante, porque nos ayuda a seguir difundiendo la campaña para que sea de mayor utilidad. Pero por otro lado, saber que hay organismos, empresas y comercios integradores para las personas con baja visión es clave. Nosotros queremos hacer una vida normal, entrar en un comercio y no tener que dar explicaciones si no distingues los colores, o que no te miren raro si no puedes leer un impreso y pides ayuda. Esos detalles facilitan la vida. Se está avanzado, pero queda mucho por hacer para llegar a la inclusión y a la accesibilidad plena.

¿Cuál es la situación en el plano laboral?

-Depende de cuál sea la patología y cuándo sobreviene la discapacidad. Hay patologías que si las desarrollas muy pronto, vas a tener problemas para poder acceder al mercado laboral. En cambio hay otras en las que la discapacidad sobreviene cuando ya puedes llevar unos años trabajando. Para esa persona es más sencillo, con ayudas ópticas, continuar trabajando o incapacitarse con una pensión buena.

NOTICIAS DE GIPUZKOA

Source: TBV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *